No le pesó para nada a Holger Rune. Ni la supuesta “falta de experiencia”, ni la diferencia de ranking, ni la de títulos ni la de tiempo en cancha la última semana. Le ganó con pasajes de gran tenis y suma autoridad a un Top Ten como Stefanos Tsitsipas la final del ATP 250 de Estocolmo y se consagró campeón.

Tan solo dos quiebres (uno por set) necesitó el danés para firmar el 6-4 y 6-4 en una hora y 35 minutos de juego. El 27° del ranking mundial obtuvo su segundo campeonato en 2022 (en Munich el anterior).

El griego, primer preclasificado y máximo candidato a quedarse con el trofeo, no pudo ganar el décimo trofeo en su carrera y el tercero en esta temporada.

📸: Getty

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí